Líderes y miembros de la iglesia destruida en china estan encarcelados

Asia

Desde 2009, la Iglesia Golden Lampstand, una megaiglesia en la ciudad de Linfen de la provincia de Shanxi, ha enfrentado la persecución del Partido Comunista Chino (PCCh). Según Bitter Winter, la Iglesia Golden Lampstand pertenece a una red de iglesias en casas con más de 50.000 miembros llamada Sola Fide. Sola Fide en latín significa “solo por fe”, y estas iglesias se niegan a afiliarse a la denominación de la iglesia protestante aprobada por el PCCh.

En 2009, los pastores y otros miembros de la Iglesia Golden Lampstand fueron arrestados y recibieron sentencias de prisión del PCCh. EN 2018, el edificio de la iglesia, cuya construcción costó aproximadamente 2,6 millones de dólares, fue destruido por dinamita por el PCCh ya que las autoridades locales estaban buscando el valor comercial de la propiedad. Desde entonces, la congregación de la iglesia ha seguido reuniéndose al aire libre o en hogares privados y enfrenta una persecución constante.

El pasado sábado 7 de agosto, nueve líderes de la iglesia fueron arrestados en un “operativo de Seguridad Pública bien preparado y coordinado”, según Bitter Winter. Entre los detenidos se encontraban el pastor Wang Xiaoguang y su esposa, la evangelista Yang Rongli, quienes habían sido arrestados anteriormente en 2009.

El pastor Wang pasó tres años en la cárcel por su fe y su esposa, la evangelista Yang, pasó siete años tras las rejas después de sus arrestos en 2009. Los miembros de otras iglesias domésticas asociadas con la red Golden Lampstand también fueron arrestados la semana pasada y llevados a comisarías de policía para ser interrogados.

Esta última serie de arrestos es parte de un ataque más amplio contra iglesias en casas que tiene lugar en la provincia de Shanxi. Desde que el PCCh anunció nuevas regulaciones religiosas y un mayor control sobre las iglesias a fines del año pasado, China ha visto un aumento en la represión de los líderes cristianos y los lugares de culto que se niegan a unirse a la iglesia aprobada por el estado.

Tagged