¿Qué es la verdadera comunión cristiana?

Norte America

Como cristianos, se nos anima a ser amigos y pasar tiempo con otros creyentes. Muchos llaman a esto «compañerismo». Pero la verdadera comunión cristiana implica mucho más que simplemente pasar el rato y hablar sobre las noticias, los deportes y el clima. La verdadera comunión cristiana tiene el propósito de ayudarnos a crecer en la fe. Es una de las herramientas que Dios usa para hacernos crecer más profundamente en Cristo.

¿Cómo lo hace? Bueno, en esencia, el compañerismo es una asociación basada en nuestra relación compartida con Cristo que se esfuerza por animarnos, edificarnos y servirnos unos a otros. Exploremos eso más a fondo.

Relación compartida

Conocemos a personas de ideas afines todos los días: en nuestros lugares de trabajo, iglesias, el gimnasio, grupos comunitarios e incluso en línea. Algunas de estas conexiones se convierten en amistades porque compartimos una pasión, una meta o un interés. Pero cuando conocemos a alguien que comparte nuestra fe, esa conexión es más rica. ¡Compartimos una relación con nuestro Señor y Salvador!

El compañerismo cristiano es más profundo que cualquier amistad. Como creyentes, no solo compartimos una fe común. Compartimos la vida juntos: las alegrías y las dificultades. Compartir testimonios de lo que Cristo está haciendo en nosotros y a través de nosotros es el fundamento de la verdadera comunión.

Fuente de aliento

El compañerismo con otros creyentes nos ayuda a crecer en nuestra fe. Podemos responsabilizarnos mutuamente al pasar tiempo leyendo la Biblia. Cuando estamos luchando, nuestros hermanos y hermanas cristianos pueden rodearnos y orar. No estamos solos en este viaje. Caminan a nuestro lado y nos recuerdan el poder y la provisión de nuestro Padre Celestial.

Como todas las relaciones, el compañerismo es una calle de doble sentido. Nos anima y fortalece nuestra fe a medida que nos animamos, edificamos y nos servimos unos a otros. Pablo nos dice en 1 Tesalonicenses 5 que el evangelio de salvación es una buena noticia y que debemos continuar “animándonos unos a otros y fortaleciéndonos unos a otros” (v. 11). Esto es parte de nuestro ministerio.

Asociación en el Evangelio

En última instancia, el compañerismo nos empuja a hacer avanzar el Evangelio. Tenemos la oportunidad no solo de animarnos unos a otros a crecer en nuestra fe, sino de animarnos unos a otros a compartir esa fe también.

Cuando nos asociamos para llevar el Evangelio por todo el mundo, Dios nos usa para cambiar vidas por la eternidad. ¿No es asombroso? Y eso puede tener un impacto eterno.

Entonces, aquí está la pregunta: ¿Tus relaciones te ayudan a crecer en tu fe? ¿Cambian la vida de las personas que te rodean? Dios nos llama a una verdadera comunión cristiana con otros creyentes que nos rodean, pero no solo para que no nos sintamos solos. Quiere que nos unamos para compartir Su amor con el mundo.

¿Quiénes fueron algunos de los que se unieron a Pablo luego de oír su discurso en Atenas?
  • Dionisio y Dámaris 46%, 12 votes
    12 votes 46%
    12 votes - 46% of all votes
  • Nicodemo y su familia 12%, 3 votes
    3 votes 12%
    3 votes - 12% of all votes
  • Pedro y Jacobo 12%, 3 votes
    3 votes 12%
    3 votes - 12% of all votes
  • Juan y Pedro 12%, 3 votes
    3 votes 12%
    3 votes - 12% of all votes
  • Santiago y Juan 8%, 2 votes
    2 votes 8%
    2 votes - 8% of all votes
  • Pedro y Santiago 8%, 2 votes
    2 votes 8%
    2 votes - 8% of all votes
  • Arquímedes y Jacobo 4%, 1 vote
    1 vote 4%
    1 vote - 4% of all votes
Total Votes: 26
2 de octubre de 2021 - 9 de octubre de 2021
Voting is closed

Al final de la encuesta, el resultado estara expuesto en este mismo comentario, y en facebook. Dios te bendiga...

Tagged

Review Overview

Summary
4.5